Quiero viajar

Yo también quiero viajar
Yo también quiero conocer lugares
Otros seres que de alguna manera adornen mi alma con su forma única de ser
Yo también quiero observar con asombro lo desconocido
Y desaparecer en la eternidad de un momento.

He estado recogiendo de a poquito
Haciendo de mi forma de vida y de mi existencia una economía del ser
Y a través de pequeños actos silenciosos impulsados por la bondad, la autonegación y el amor incondicional he ido juntando los recursos necesarios para el viaje.

A veces me olvido del viaje y gasto mis recursos en cosas efímeras
Y en mi egoísmo me centro en lo pasajero.

Pero el desnudo, el pobre, el hambriento, el enfermo y el encarcelado me recuerdan siempre que tengo que ahorrar.

Yo también quiero viajar
Y no quiero viajar solo
Ni quiero limitarme a este mundo
Quisiera conocer y estar junto a ese ser que estuvo a mi lado en esta vida, mi ángel de la guarda
Quiero viajar con quien me creó
Y conocer el universo, otros mundos, otros seres y otras galaxias,
Parecerá loco, pero es precisamente está locura la que me dirige
Entre mis errores y mis aciertos
Entre mi egoísmo y mi abnegación
Entre mis triunfos y mi frustración
Entre mi alegría y mi dolor.

Quiero viajar
Y ya he empezado el viaje.
Mi destino,
La eternidad…

Una estrella

La verdad no me importan tantas estrellas
Y que sean incontables o más bellas
Simplemente me importa una estrella en el universo vasto
Me importas tú, entre el brillo de la luz que nace y muere en un destello inadvertido.

Salí a la oscuridad y te descubrí
Y fue el frío intenso
Y el viento iracundo
Y el murmullo de los árboles
Los que me contaron de tí

Yo no había visto hacia arriba
Ni hacia abajo
Ni al futuro
Ni al pasado
Ni hacia adentro

No había vivido
No había muerto
No había nacido
Ni resucitado

Solo era algo incierto
Entre la vida, la verdad
La falsedad y el silencio.

Pero mis lágrimas
Mis vacíos y mi soledad estaban ahí
Queriéndome empujar hacia tí
Queriendo dirigir mi mirada al cielo
Queriendo que descubriera tu tímido brillo
Que alumbró mi alma.

Lo que no somos

Sé que algunas veces pierdo la ilusión
Y entre mis días oscuros me debato entre la nada y la existencia
No encuentro la consciencia que une los espacios vacíos
Existentes en cada pedazo de materia oscura
Entre el universo frío y mi alma insegura.

Y así es que perdura está sensación de soledad
Así es que pido ayuda en esta sociedad más vacía que mi alma
Así es que busco calma entre tantos sistemas operativos
Queriéndome sentir vivo entre lo que escribo
Mientras se publica una nota suicida en una red social que yo ansío sea real pero que no existe

Y me viste
En la desnudez
De lo que sentiste cuando yo me iba y no me detuviste
Pero está bien estar solo
Para darse cuenta de que existimos
Pero no existimos
Solo somos sombra de lo que advertiste y nada más.

En otro tiempo

Ansiando ser escuchado,
Sentido,
Quizá amado

Mientras el viento acaricia su rostro
El sol ilumina su andar
Y una sonrisa inocente lo ha vislumbrado,
No existe efecto aparente de que el ser pueda mutar.

¡De qué sirve la luz si se quiere andar en tinieblas!
¡De qué sirve la felicidad si se quiere sentir el dolor!
¡De qué sirve el amor en el corazón equivocado!
¡De qué sirve la vida si ya morí en el pasado!

Sin tiempo
Sin alma
Solo un cuerpo en el desierto de un universo frío
Vagando entre miradas vacías
Queriendo no sentir la soledad de su anacrónico existir.

Morir y resucitar
En un futuro tiempo sin tiempo
Dentro de un agujero negro que eternice la existencia
Con una consciencia cristalizada en un presente imperfecto
Quizá es esto lo que sueña.

Se ama y se odia
Sonríe y llora
Vive y muere
Escuchando una canción desconocida para su yo presente, pero que en alguna otra vida le da esperanza.

Desde la nada

En momentos difíciles me ayudaste
Cuando sentía temor me diste aliento
Y me mostraste tu presencia
Fuerte y amorosa.

Cuando me desintegré por dentro
Tomaste cada pequeño pedazo de mi vida y lo transformaste en algo maravilloso,
Algo nuevo.
Fue tan doloroso, pero lo hiciste
Solo por amor,
Sin pedir nada.

Porque cuando no tenía nada
Tu me diste algo
Y no algo,
Me diste todo
Y cuando mi corazón estaba vacío lo llenaste con tu bondad y misericordia.

Mi tristeza la desapareciste
Y me inundaste de alegría
Tanta alegría que pensé que era una fantasía, que no era realidad
Pero me mostraste que esto era más real que lo real
Y me hiciste ver qué lo habías hecho todo por mí.

¡Es tan maravilloso todo esto!
Que estas palabras son nada
Y mi existencia se hace tan diminuta ante tí.

Por eso
A veces me pregunto
¿Por qué haces todo esto?
Si lo que te he dado es simplemente nada
Y haga lo que haga nunca podré pagar lo que has hecho por mí.

Tan solo he entendido algo;
Que lo único que pides es mi corazón,
Mi entero corazón agradecido ante tí
Mi señor y salvador.
Gracias Dios.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑