Inexistente

No soy de muchas ilusiones
Y no por traiciones ni sufrimientos me desencanté
Fue lo que fue
Amé lo que amé
No me arrepentí
Mas rumbo cambié.

Y entre mis enredos aprendí
El difícil arte de no esperar
Aunque espero
De no sentir aunque muera
De ser directo aunque quiera mantener el suspenso entre el silencio y la palabra.

Frío no soy
Calculador talvez
Me gustan las matemáticas afectivas
Y la química del placer
Un placer basado en la razón
En el conocimiento de mi alma
Reflejada en tu óleo sobre piel.

Y mientras me digo que no busco un alma gemela
Mi imaginación abre sus alas
Hacia un lugar distante, silencioso y sereno
En dónde te abrazo sin miedo a mi yo
Que me tiene prohibido volver a decir «te amo».

No soy yo
No es mi pasado
Es la extrema confianza
Es la indiferencia hacia mí mismo
Es el cinismo de sentir que llegará
Aún cuando no lo buscamos
Es algo extraño que te extraño sin conocerte
Y a la vez me odio por no tenerte
Por no hacer nada por amarte
Por sentirte, por buscarte, por conquistarte.
Es algo extraño sentir esto, por alguien que no existe más que en mi silencio y mi soledad.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: