Desde la nada

En momentos difíciles me ayudaste
Cuando sentía temor me diste aliento
Y me mostraste tu presencia
Fuerte y amorosa.

Cuando me desintegré por dentro
Tomaste cada pequeño pedazo de mi vida y lo transformaste en algo maravilloso,
Algo nuevo.
Fue tan doloroso, pero lo hiciste
Solo por amor,
Sin pedir nada.

Porque cuando no tenía nada
Tu me diste algo
Y no algo,
Me diste todo
Y cuando mi corazón estaba vacío lo llenaste con tu bondad y misericordia.

Mi tristeza la desapareciste
Y me inundaste de alegría
Tanta alegría que pensé que era una fantasía, que no era realidad
Pero me mostraste que esto era más real que lo real
Y me hiciste ver qué lo habías hecho todo por mí.

¡Es tan maravilloso todo esto!
Que estas palabras son nada
Y mi existencia se hace tan diminuta ante tí.

Por eso
A veces me pregunto
¿Por qué haces todo esto?
Si lo que te he dado es simplemente nada
Y haga lo que haga nunca podré pagar lo que has hecho por mí.

Tan solo he entendido algo;
Que lo único que pides es mi corazón,
Mi entero corazón agradecido ante tí
Mi señor y salvador.
Gracias Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: