Quién tiene la razón

En el mundo en que vivía
No bastaba
No bastaba para soportar el peso de mi propia razón;
Mi concepción de alma, universo y mundo
En mi mundo no bastaba.

Por eso emprendí la búsqueda,
Búsqueda del otro que pudiera sostener mi razón.
Mas al encontrar al otro, encontré que mi razón no era única
También estaba la razón del otro.

Entonces emprendí la tarea
De imponer mi razón sobre la razón del otro
Y cumpliendo esta tarea, herí, violé y maté.

Mas al final del día pude dormir tranquilo,
Pues experimenté lo bien que se siente tener la razón
Sobre la razón del otro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: