Alas

En mi existencia fugaz
Jamás pensé en encontrar
En las veredas de luz
Un alma en la oscuridad.

Escucho su mirada suave y veo su voz sublime
Que juegan al unísono que juega mi corazón
Ningún pulcro pensamiento en su interior se reprime
La libertad está en su esencia tiñendo su dirección.

¡Oh libertad de mi alma! Y del alma del universo
Que mueves la esencia misma del todo en la inmensidad
Tuyos son nuestros caminos en la inmensa realidad.
Tus pasos fueron los nuestros, a juzgar bellos, siniestros,
Mas nos llevaron al punto donde la chispa inició,
Perdidos quizá hoy estemos mas nos faltos de sentido
Porque tú, libertad omnisciente, conduces con gran razón.

Y en tu conducción misteriosa entre cardos y entre rosas
Haz juntado nuestros caminos que son dos y uno al final
Nuestras almas son virtuosas su alegría silenciosa
Por el destino que es mutuo. Camino a la eternidad.

Sí mismo

image

Cultiva su fiel destino con disciplina incesante
Sin olvidar de dónde vino, teniendo claro adónde va
Sus ojos en el futuro, en el presente y el antes
Contraponen su concepción de lo que fue realidad

Su caminar decidido, sus palabras no hablan más
Sus enérgicos ademanes, cual ser que vive al hablar
Dan armonía al discurso, que comunica su esencia
Y justifica continuo, el motivo de su existencia

Y en su interior está el vacío que se llena de lo real
Su pensamiento insondable cual camino sin señal,
Que se extiende en el horizonte como ciudad perdida
Entre los valles y montes de una ruta desconocida

Y ahí convive su esencia, junto con sus ideas
Gobernada por dos potencias llamadas razón y emoción
El infinito es su limite, la eternidad su frontera
Lo inexplicable su vida y el sí mismo su prisión.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑